Directorio De Empresas Gratis En Mexico, Buscador Gratuito

Ponpin Show Grupos Musicales En Culiacan Sinaloa
octubre 14, 2018
Entonces, Presta Especial Importancia A La Música
octubre 23, 2018
Mostrar todo

Maximiano, al general Belisario etc. La división del Imperio por Teodosio va a producir la ruptura de la unidad cultural del mundo antiguo. Imperio dando lugar a la aparición de un horizonte cultural fragmentario con manifestaciones muy distintas en cada zona. El mismo concepto de arte “prerromanico” define solamente un marco cronológico (SS. Hay sin embargo algunas características comunes que responden a una situación común de crisis y de destrucción de las estructuras artísticas: Ausencia casi total de escultura, edificios de pequeñas dimensiones, con aparejos de poca calidad. Escasean las cubiertas cupuladas y abovedadas, las ventanas son también escasas y de pequeñas dimensiones debido a las insuficiencias técnicas de los arquitectos etc.. Iglesia como coordinadora y directora del la esfera cultural. Se abandona el antropocentrismo clásico y se produce una simbiosis entre lo germano, lo autóctono y lo clásico, entendido esto último con un sentido simbólico reinterpretado por las sucesivas Renovatio (S. Panofsky para los modelos artísticos. En la arquitectura, los edificios son de pequeñas dimensiones, el aparejo de sillarejo o mampostería, aunque no faltan casos de sillería de calidad como en S. Fructuoso de Montelios (Braga, Portugal) o Quintanilla de las Viñas (Palencia).

La tipología es en la mayoría de los casos basilical, aunque hay también edificios cruciformes (S. Las cubiertas suelen ser de madera y los elementos sustentantes columnas y capiteles de tradición romana (en muchos casos reutilizados) con arcos de herradura (íntrados y extrados divergentes) que según Gómez Moreno derivan de las decoraciones arquitectónicas de los sarcófagos. La decoración es escasa y se reduce a motivos geométricos (S. Nuevo: los cuatro evangelistas en las basas de las columnas del crucero y un apostolado. En conjunto, como señala Schlunck, la arquitectura hispana del s. VIII demuestra una superioridad total sobre la contemporánea del resto de Europa, tanto en calidad constructiva como decorativa . San Pedro de la Nave (Zamora): (época visigoda, 2ª/2 S. VII). Trasladada a El Campillo en los años 30 para que no quedara cubierta por un pantano del Esla. Su planta (cruz griega inscrita en un rectángulo) es muy original y genera un espacio compartimentado muy alejado de la concepción basilical paleocristiana que cuenta, sin embargo, con precedentes en la arquitectura bizantina.

Al exterior ello se traduce en un armónico juego de volúmenes con las naves a distintas alturas, el crucero y el cimborrio destacados y el ábside rectangular con sus cámaras laterales en un nivel más bajo. El aparejo es sillarejo pero de aceptable calidad, superior al de Sta. Comba de Bande. En el interior, los sillares, grandes y bien tallados, recuerdan los aparejos romanos y lo mismo sucede en otros edificios visigodos como Quintanilla de las Viñas (Palencia) o S. Fructuoso de Montelios (Braga). Sobre los cimacios y en el friso que recorre el muro aparecen roleos (vegetales estilizados que se enrrollan formando círculos) y en ellos figuras de animales (pavos, grullas), palmetas, racimos de uvas etc. Sta. Constanza en Roma) aunque el modelo haya sido probablemente un tejido oriental, sasánida o bizantino. La antigua Gallaecia romana, ocupada por 1os suevos hasta el 585, se incorpora a la órbita visigoda tras la conquista de Leovigildo. La planta original era de cruz griega con cámaras laterales en la cabecera, -como en S. Pedro de la Nave- y con la capilla central destacada.

La invasión islámica no consiguió ocupar completamente el territorio peninsular. Pequeños núcleos de resistencia se hicieron fuertes en las montañas del norte tanto en Asturias como en Navarra y poco más tarde en el resto de los territorios al norte del Duero. El edificio es de planta basilical con tres naves separadas por arcos de medio punto sobre pilares y transepto destacado en altura, todo en sillarejo y con cubierta de madera (a pesar del neovisigotismo se abandona el arco de herradura). La cabecera es recta con tres capillas soldadas cubiertas con bóvedas de cañón. Sobre la mayor, una curiosa cámara supraabsidial se abre al exterior por una ventana triple similar a las que luego se utilizarán, monumentales, en Sta. Mª del Naranco. La finalidad de esta dependencia, que ya hemos visto en iglesias visigodas como San Pedro de la Nave, es controvertida pero lo más probable es que sirviese para algún tipo de práctica ascética o de penitencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *