¿Qué Incluye El Paquete De Boda.

Cuanto Cobra Un Dj Extranjero Por Presentación.
diciembre 18, 2018
â-· Los 9 Mejores Micrófonos Inalámbricos Baratos (Guía 2018) ©
diciembre 26, 2018
Mostrar todo

Hay entre ellos cabezas de guerreros y cazadores, de formas apretadas como puños, con el calor de la refriega en cada uno de sus músculos hinchados, en las bocas abiertas, en los ojos anhelantes y profundos. Cada figura, en contraste con la silueta de Praxiteles, gira sobre sí misma, se vuelve un lado u otro, dirige los brazos y las piernas en todas direcciones y parece toda ella inflamada por el pathos de la tragedia clásica. En el caso de la «Ménade furiosa», de la que conservamos una excelente copia en el Museo Albertinum de Dresde, su cabeza recuerda a las del frontón de Tegea y el cuerpo al de las Amazonas del Mausoleo. La ménade semidesnuda, enloquecida por el vino y el baile, llevaba al hombro un cabrito muerto. Su figura está concebida para ser vista de lado desde donde su movimiento se manifiesta con una viveza y un patetismo que no tienen precedentes en el arte clásico. El vestido abierto y la cabellera desordenada se convirtieron luego en un cliché para la representación de la lujuria muy utilizado durante la Edad Media (sus ecos pueden verse en la Eva de Platerías de la Catedral de Santiago).

LISIPO (época postclásica, S. IV a.c.) Apoxiomeno (ca. La escultura lisípea mejor documentada es el Apoxiómeno (Vaticano), copia de un original de bronce que Agripa había traído a Roma y colocado delante de sus termas. Su nombre procede de la acción del atleta que se limpia con una strigilis la piel cubierta del polvo de la palestra. La figura en sí obedece a un nuevo canon de proporciones cuyos puntos más salientes, en comparación con el de Policleto. Son la esbeltez del cuerpo y la reducción del volumen de la cabeza. La posición es poco estable: el cuerpo parece oscilar sobre las piernas, y la pierna derecha, un poco retrasada y dirigida a un lado, no se hinca en el suelo con la misma firmeza que en el Doríforo. Época Helenística (S. III a.c.- s. Esta Venus afrodita (saliendo del agua) que se conserva en el Louvre ha sido considerada como el canon griego de belleza femenina. Inspirada probablemente en un original de Lisipo, la pieza ha planteado problemas de cronología por su carácter ecléctico.

Lisipo y un peinado clásico, a la manera de Fidias. Sin embargo, el gusto helenístico aflora en el tratamiento de los paños (barrocos, movidos y claroscuristas) y en el erotismo blando que emana de la estatua. Tal combinación de influencias demuestra un interés anticuario que sabemos se desarrolló en la sociedad helenística, tal vez consciente de su crisis, y un conocimiento de la Historia del Arte, una disciplina que aparece como tal en este período. La civilización romana es culturalmente heredera de la griega pero en lo político y lo social hay notables diferencias entre ambas. Roma es un imperio en constante expansión que extiende su poder por toda la cuenca del Mediterráneo incorporando la tradición cultural griega pero también aportaciones egipcias, etruscas y fenicio-púnicas. El poder está en manos de una clase de patricios (nobles descendientes de los primitivos pobladores de Roma) y de plebeyos enriquecidos con el comercio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *